• Lumni Team

Financia tu educación con Acuerdos de Ingreso Compartido

Actualizado: 2 feb

Accede a la universidad sin necesidad de créditos, deudas y demás. Conoce todo sobre los Acuerdos de Ingreso Compartido.

Graduarse del colegio y acceder a educación superior es uno de los momentos más importantes en la vida de un joven. Se viven muchos cambios y se deben tomar muchas decisiones en muy poco tiempo.


Todo gira en torno a la universidad, el siguiente paso que damos después del colegio. Surgen muchas dudas, nos sobrecargamos de información y nos confundimos en cuánto a lo que queremos estudiar, dónde lo vamos a estudiar y cómo lo vamos a pagar.


Y aunque no tenemos las respuestas a todas estas dudas, sí podemos brindarte la información necesaria para que conozcas una alternativa diferente para financiar tus estudios. Los Acuerdos de Ingresos Compartidos (AIC).


¿Qué son y cómo es el modelo para que estudies?

Un Acuerdo de Ingresos Compartidos es el modelo de financiamiento que desde Lumni hemos implementado para apoyar el acceso a educación de calidad de los jóvenes.


Esta es una forma de financiación con la cual el estudiante se compromete a tomar un programa educativo y a pagar un porcentaje de sus ingresos, por un tiempo determinado, cuando se gradúe y consiga empleo. Con Lumni, este valor es de máximo el 19,9% de tu salario y se costea durante 2,5 veces el tiempo estudiado o cuando se llegue al tope máximo.


Por ejemplo: Laura quiere estudiar Administración de Empresas en una universidad donde el precio del semestre es de 10 '000.000 de pesos colombianos. Junto con su familia deciden acceder a la opción de Acuerdos de Ingresos Compartidos, donde se le financia el 80% del valor del semestre, es decir, el fondo invierte 8’000.000 COP para pagar la matrícula de Laura y al final, la inversión hecha en la educación de ella es de 80’000.000 COP, teniendo en cuenta que su carrera tiene una duración de 10 semestres. Esto sin considerar posibles incrementos de su matrícula.


Al graduarse, Laura consigue un empleo donde le pagan 2 '000.000 COP, y en su contrato de financiación se establece que ella pagaría el 19% de su salario, por lo cual, las cuotas de repago de Laura quedarían en 190.000 COP.


Como ella estudió por 10 semestres y en el acuerdo se establece que el estudiante paga un máximo de 1,7 veces lo financiado o 2,5 veces el tiempo estudiado, lo que suceda primero, Laura se demoraría un máximo de 12 años en pagar su educación. A medida que el salario de Laura incremente, este tiempo va disminuyendo.


Como el pago se realiza con base en un porcentaje de tu salario, el valor de tus cuotas pueden aumentar o disminuir su precio dependiendo de cuántos ingresos ganes. Esto se alinea a tus incentivos. Entre mejor te va a ti, mejor nos va a nosotros. Y viceversa.

Una de las grandes ventajas de este modelo de financiación es que, si al graduarte, no tienes empleo, no debes pagar, pero sí comprometerte a buscar trabajo de manera activa. En Lumni hemos construido un programa de empleabilidad con el que buscamos conectar a los jóvenes que financiamos con empleos en las mejores empresas de Latinoamérica.


Así, contribuimos no solo a apoyar al estudiante en su etapa académica, sino también durante su proceso de inserción laboral para una exitosa búsqueda de empleo.


En síntesis, el AIC es un modelo de financiación de la educación (universitaria o no) en el que los jóvenes se comprometen a pagar con un porcentaje de su futuro salario, cuando se gradúen y consigan empleo. Es importante resaltar que, la cuota de pago cambia dependiendo de si el salario de la persona cambia, pero el plazo para pagarlo y el monto total no sufren variaciones.

  • Porcentaje de pago: Se refiere al porcentaje que destinarás de tu salario para pagar. En el caso de Lumni, como mencionamos, este porcentaje es de máximo el 19,9% de tus futuros ingresos.

  • Tope de pago: La cantidad máxima de dinero que tendrás que pagar de acuerdo al contrato firmado.

  • Periodo de repago: Esto se refiere a la duración del contrato. Es decir, cuánto tiempo te tomará pagar la inversión hecha a tu educación. Con Lumni este plazo es de 2.5 veces el tiempo estudiado, si no alcanzas el tope económico antes.

¿Por qué estudiar con un AIC?

El objetivo de los Acuerdos de Ingresos Compartidos es generar un modelo de financiamiento de la educación que sea sostenible para las academias y escuelas y que, a su vez, sea cómodo y brinde tranquilidad al estudiante, para que este pago no se vuelva una carga una vez la persona consiga empleo.


¿De dónde surgen los Acuerdos de Ingresos Compartidos?

Este concepto lo propuso por primera vez Milton Friedman en un ensayo de 1955. En este, Friedman afirma que el endeudamiento no es una forma acertada de financiar la educación y, en cambio, propone un modelo similar al que se usa para invertir en el mercado de valores, por el cual, el monto del préstamo se determina de acuerdo al éxito del estudiante después de graduarse (así como un inversionista se beneficia cuando la empresa crece).


Este modelo ha ganado mucha popularidad, principalmente en Estados Unidos. En 2019, más de 250 millones de dólares fueron invertidos en AICs.


Ventajas de los AICs:

  1. Hay un mejor manejo de los fondos por parte de los inversionistas y las universidades para que los jóvenes puedan estudiar un programa de educación superior sin ningún problema.

  2. Reducen el riesgo financiero para los estudiantes y, como mencionamos, presentan un seguro mucho más cómodo para aquellos egresados con bajos ingresos, ya que, al ser la cuota de repago calculada en base a un porcentaje de sus ingresos, se asegura que la persona siempre podrá pagarla.

  3. Al financiar de manera más segura programas de educación superior en instituciones de calidad, el éxito de conseguir empleo aumenta. Además, un AIC complementado con una formación en empleabilidad, hace que el encontrar un mejor trabajo sea mucho más efectivo.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de acceder a un Acuerdo de Ingresos Compartidos:

  • Debes conocer el tope máximo que vas a pagar.

  • El porcentaje de ingresos que podrás pagar una vez que consigas empleo.

  • El tiempo de repago, es decir, por cuánto tiempo estarás pagando el porcentaje que acordaste cuando encuentres empleo.

  • Lo que debes pagar si te retiras del programa.

Los Acuerdos de Ingresos Compartidos se presentan como una alternativa a los créditos, ya que, más que eso, son un préstamo que desde el inicio, se asegura que el estudiante lo pueda pagar con su futuro salario. Una opción diferente y mucho más amigable para que tú como joven estudies sin que el dinero sea un problema. Ingresa a www.convocatorias.lumni.net y conoce todos los programas y universidades a los que puedes acceder y financiar con un AIC. ¡Regístrate y cumple tu sueño de estudiar la carrera que amas!


 

¡Síguenos en redes sociales!

Instagram

Facebook

LinkedIn

Twitter


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo