• Lumni Team

“Eso es trabajo de niñas”

Cuando le dije a mis familiares que quería estudiar Ingeniería Biológica, muchos se burlaron de mí. “Una mujer no estudia eso”, “eso es para hombres”, “una niña tan bonita como usted no se debería meter en eso”, me decían. Algunos con un tono chistoso, otros con seria preocupación.


Sin embargo, el día que me gradué de la universidad, los elogios de aquellos que dudaron de mí por ser mujer no se hicieron esperar. “Una niña muy inteligente”, “ella sola sacó su carrera adelante”, “yo siempre supe que ella iba a poder con esa carrera tan difícil”. En fin, a lo largo de mi vida profesional recibí un montón de comentarios de ese estilo, en los que se evidenciaba que, por el simple hecho de ser mujer, mis conocidos esperaban que yo me dedicara a una profesión que era considerada “para niñas”.


Y sé que no fui la única. Sé que en el mundo hay muchas mujeres que hoy se enfrentan a comentarios negativos, debido a la profesión que escogieron ejercer. Y por eso hoy, más que nunca, debemos comenzar a resignificar el rol de la mujer y entender que todas las profesiones, pueden ser ejercidas de la mejor manera por “una niña”.


Así que hoy quiero que conozcamos el trabajo de grandes mujeres profesionales que demostraron que cualquier trabajo, es trabajo de niñas.


1. Françoise Barré-Sinoussi:


Es una bioquímica francesa que en 2008 ganó el Premio Nobel de Medicina porque fue quien descubrió, nada más y nada menos, el virus de inmunodeficiencia humana que produce la enfermedad del SIDA. Además de un gran referente para la medicina, es activista en la lucha contra esta enfermedad, lleva más de 30 años colaborando con países en desarrollo para la prevención y tratamiento de este virus y es consultora para grandes compañías como lo es la Organización Mundial de la Salud (OMS).


“Si quieres llegar más cerca de tus expectativas, ponte objetivos altos, es la mejor forma de hacer progreso” - Françoise Barré-Sinoussi.


2. Ada Lovelace:

Fue una matemática e informática británica y es considerada la madre de la programación. Esto se debe a que diseñó una máquina analítica mecánica que era capaz de calcular funciones algebraicas. Entre sus notas sobre este invento, se encuentra lo que se conoce como el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, considerándola la primera programadora de computadores.

“Creo poseer la más singular combinación de cualidades que me hacen una preeminente descubridora de las realidades ocultas de la naturaleza.” - Ada Lovelace.


3. Hattie Elizabeth Alexander:

Hattie fue una pediatra y microbióloga estadounidense conocida por descubrir y desarrollar los primeros remedios eficaces contra la meningitis. Gracias a su trabajo, logró reducir a 20% la mortalidad infantil a causa de esta infección.

También realizó muchos trabajos acerca de la resistencia a los antibióticos y fue la primera mujer en ser elegida presidenta de la Sociedad Estadounidense de Pediatría.


4. Emily Roebling:

Nació en Estados Unidos y se convirtió en ingeniera jefe en la construcción del puente de Brooklyn, cuando su esposo, Washington Roebling, quedó paralítico. Ella debió reemplazar a su esposo en muchas de las tareas del jefe de ingenieros y gracias a esto, desarrolló grandes conocimientos en resistencia de materiales, análisis de tensiones, construcción de cables de acero, entre otras. Además, fue autodidacta en matemáticas.

Emily, junto a su esposo, planificaron la construcción continua del puente, pero fue ella quien se encargó de todas las funciones de cara al público, trató con políticos, con ingenieros y demás personas asociadas a la construcción del puente, al punto que se llegó a pensar que era únicamente ella quien lo había diseñado. Y gracias a su trabajo, el puente de Brooklyn fue terminado en 1883.


“Tengo más cerebro, sentido común y conocimientos técnicos en general que dos ingenieros, sean civiles o no”. - Emily Roebling.


5. Ruth Bader Ginsburg:

Nacida en Estados Unidos, Ruth fue una jueza y jurista que se destacó por su trabajo en la lucha por la igualdad legal de género. Fue jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos por más de quince años y en 1972 fundó la sección de derechos de la mujer en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles. Es considerada un símbolo de la resistencia pública y de la justicia social.

"No pido favores para mi sexo. Todo lo que pido de nuestros compañeros es que quiten sus pies de nuestros cuellos." - Ruth Bader Ginsburg.


6. Beatrice Webb:

Nació en una familia acaudalada de Inglaterra y sentó las bases de lo que hoy se conoce en Economía como el “Estado de Bienestar”. De su proyecto se destaca el hecho de que, por varias semanas, se hizo pasar por obrera y trabajó como pantalonera, donde conoció de primera mano las condiciones en las que vivían los trabajadores ingleses de la época.

A partir de esto, junto con su esposo, Beatrice desarrolló la idea de que el Estado debe garantizar una vida digna a sus ciudadanos y debe proveerles servicios básicos desde que nacen hasta que mueren.

Gracias al trabajo de Beatrice, muchas personas hoy pueden estudiar en colegios públicos, contar con acceso básico a la salud, pensionarse en caso de incapacidad o recibir un sueldo básico por su trabajo.

“Si hubiera sido un hombre, la autoestima, la presión de la familia y de la opinión pública de mi clase, me hubiera empujado a una profesión para hacer dinero; como una simple mujer, pude labrarme una carrera de investigación desinteresada." - Beatrice Webb.


Como ellas y como yo, hay muchas mujeres que se atrevieron a romper los estigmas y a demostrarse a sí mismas y a los demás que no hay límites en las profesiones, que podemos ejercer la carrera que deseemos y que todo trabajo, desde el más sencillo hasta el más complejo, es digno de ser “trabajo de niñas”.

 

¡Financiamos tu carrera!


¡Síguenos en redes sociales!

Instagram

Facebook

LinkedIn

Twitter

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo